Interview with José Daniel Ferrer (in Spanish)

From a 2013 interview with José Daniel Ferrer, a prominent Cuban dissident and former political prisoner:

Quiero volver al último momento, del papel de los Estados Unidos ¿Cuál es tu reacción cuando ves en medios oficiales la versión de que los disidentes son mercenarios y esas palabras o lenguaje que usan? ¿Cuál es tu reacción cuando ves eso?

Si, la primera, diría que aunque se trata de algo muy serio es… que mueve a risa, que mueve a risa, porque me consta que la mayoría de la oposición, la que bien conozco es muy patriota, es decir muy dada a mantener las mejores relaciones con Estados Unidos, con toda Norteamérica y Latinoamérica también, y con el mundo en general ¿no?,
Pero eso no significa para nada que estemos al servicio de ninguna potencia extranjera, que eh… es decir, nos inclinemos a ese tipo de servilismo, por eso es totalmente falso. Incluso yo diría de que el mismo Fidel Castro, durante su lucha eh… contra la dictadura de Fulgencio Batista, gozó, recibió apoyo, ayuda, proveniente de territorio Norteamericano,
Es decir, donde primero Fidel Castro fue en busca de ayuda para su expedición, para la expedición que tenía en mente realizar, fue a Estados Unidos, fue donde recaudó fondos.
Incluso luego reci… continuó recibiendo recursos, fondos, de personas como el ex presidente Prio, Carlos Prio Socarrás, es decir una persona, que ellos mismos ya consideraban como un político corrupto y luego así lo han hecho ver.
Hay una… hay una anécdota donde hay una parte que ilustra muy bien esto. Hay una ocasión, cuando estaban en México, que a Fidel Castro le llega cierta cantidad de dinero envuelto… dentro de unos tabacos y Carlos Maritani le pregunta ¿no?, uno de sus más cercanos colaboradores, sobre lo moral de recibir ese tipo de ayuda de políticos con dudosa eh… de dudoso historial y Fidel Castro termina diciendo: “En la situación que estamos, recibiríamos dinero hasta del mismo diablo”.
Nosotros todavía no hemos dicho eso, es decir, no hemos estado… creo que en la oposición nadie ha dicho algo como eso.
Yo no recibiría ayuda económica ni del gobierno iraní, ni del gobierno saudí… continúo, no recibiría ayuda por una cuestión ética ni del gobierno iraní, ni del gobierno saudí eh… y de ninguna dictadura en África o en cualquier parte del mundo, por una cuestión de principios, es decir, ayuda, por necesaria que sea…
Digamos, le hablaba de los discos, DVD, que tanto nos hacen falta, ahora el rey de Arabia Saudí, me dice que me tiene un millón de discos y le gracias, por favor, gracias, se lo agradezco grandemente pero ustedes violan también los derechos humanos y mi problema no es solamente con el régimen castrista,
Es decir, ese es mi gran problema porque ellos violan los derechos de los cubanos, pero mi problema es con todo violador de los derechos humanos, sea cual sea su… su posición política, sea de derecha, de izquierda, sea musulmán, cristiano, sea quien sea, por lo tanto no aceptaría.
Pero de Norteamérica, es decir, de Estados Unidos, de Canadá, de la mayoría de los países de Latinoamérica, de las Organizaciones No Gubernamentales, instituciones de Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, de Europa Occidental sí, es decir, ayuda, sin condiciones, sin imposiciones, que sabemos que no ponen condiciones, las instituciones, los organismos de estas naciones, con mucho gusto la recibiríamos, porque nunca ha habido lucha que se pueda llevar adelante sin apoyo material.
Nunca ha podido, es decir, nunca ha sido posible…
De hecho, cuando la guerra de independencia de Estados Unidos, damas cubanas, damas cubanas eh… hicieron un donativo de sus joyas, sus bienes para ayudar a Washington en su lucha por la independencia de Estados Unidos, es decir, que esto se ha estilado en todos los tiempos, en todos los años y más en el siglo XXI, la solidaridad, el apoyo es indispensable.
Que sería de los Castros sin el apoyo, primero, de la Unión Soviética, que hubiese sido de los Castros sin el apoyo actual de Venezuela, de Hugo Chávez, imposible de sostener el régimen.
¿Qué puede hacer la oposición contra un aparato represivo, que como le dije anteriormente, cuenta con tantos medios? ¿Qué puede hacer por mucho que sea su valor, por mucha que sea su firmeza? No podría hacer nada.
Yo le acostumbro a decir a los agentes de la policía política cuando tocan este tema “…no, porque ustedes reciben recursos de Norteamérica”.
Le digo “y ustedes, ¿cuándo han vivido sin recursos del exterior? ¿Cuándo han vivido sin la ayuda soviética o sin la ayuda venezolana? Pero no solamente eso “nosotros…, yo le digo… se lo digo incluso de una manera jocosa que a ellos les molesta mucho… yo le digo: “con el 5 por ciento del presupuesto que tienen ustedes en la policía política, democratizamos a Cuba en 6 meses” eso les molesta, incluso cuando me han dicho…
Hay una anécdota del 12 de abril, cuando asaltaron esta vivienda y nos llevaron a mi esposa, a mí y a otros activistas presos, me dijo uno furioso, el delegado del MININT, el Ministerio del Interior, “no creas que a ti te siguen por ideales, a ti te siguen por interés, porque tu les pagas” es decir, que yo les pagaba.
Le digo: “absurda mentira, enorme mentira, pero bueno, vamos a suponer que quienes dices tú me siguen lo hacen porque le pago, le doy algo, algún bien material, es mentira, pero vamos a suponer que fuese verdad, yo quiero que tú me digas si tu salario altísimo, en comparación con el de un profesional, un médico, un ingeniero, sin el auto ese que tienes a tu servicio, siempre con abundante gasolina, sin todos los privilegios que tú tienes, ¿tu reprimirías a la oposición?.
Se quedó completamente callado y miré a los otros dos y les dije ¿y ustedes también lo harían, voluntariamente lo harían? Ninguno respondió, ninguno pudo responder.
Hay diferentes tipos de personas ¿no? dentro de la policía política, dentro de los cuerpos represivos, y… he tenido tres casos en los últimos 10 años que de tanto interactuar, han terminado diciéndome, cada cual de su manera, de que tenga presente yo en el futuro de que ellos no le han hecho mal a nadie, que ellos tratan de ocasionar el menor daño posible, han sido tres agentes ¿no? y…
Hay una anécdota que le voy a contar para que vean: En diciembre, me detienen, y después de 6, 7 días, 10 días exactamente me iban a poner en libertad y un Teniente Coronel, que dice llamarse Elio, es el segundo jefe de la llamada Seguridad del Estado en la provincia de Santiago de Cuba, por un incidente que había ocurrido aquí en mi ausencia, mientras yo estaba detenido, con mi familia y con mi hija Martha Beatriz, que es la mayor, está por Palma Soriano, vino conmigo, pero estaba muy cansada y quedó durmiendo en Palma Soriano, viene más tarde.
Yo vine delante esperando por, esperando el contacto suyo en cualquier momento, sino créame, que por lo agotado que estaba me hubiese quedado a dormir en Palma también, pero bueno preferí venir… y me dice el agente: “José Daniel, estoy preocupado por el futuro de tus hijos” y yo le digo “Y eso? Que te preocupa del futuro de mis hijos? Me dice él textualmente: “Mira yo reconozco que en Cuba no hay Universidades neutrales”,
Es decir, quiso decir que las Universidades estaban al servicio del régimen, que la ideología que se impone en esos centros es la ideología del régimen castrista. … y me dice: “Yo sé que tu hija mayor quiere estudiar Derecho y aquí no le va a ser posible… y me preocupa eso, porque me imagino que tú como padre, no sé, tengas que buscar una opción” y me dice él: “Yo pienso que tu hayas analizado enviarla con sus tíos, es decir, hacia Estados Unidos, yo sé por…, yo sé cual…, ya veo cual es su intención pero no sabía a qué se debía.
Había sido un incidente que había ocurrido aquí y mi hija de 14 años le había respondido con mucho valor, con muchas energías y eso lo hizo llevar ese tema a… a esa conversación ¿no?, pero yo le invierto rápido su plan, lo cambio y le digo: “Mira yo te voy a ser sincero, yo estoy más preocupado por ti y por mí que por mis hijos” Me dice él: ¿Cómo que por mi y por ti? “Si te voy a explicar porqué estoy más preocupado por mi y por ti que por mis hijos.
Mira, yo estoy seguro que cuando mi hija, que está haciendo el 9no grado vaya ya, esté en edad, de cursar una carrera universitaria, en Cuba vamos a tener como tú dices Universidades neutrales, por eso estamos luchando. Yo estoy seguro que la vamos a tener y si por desgracia, aún no la tenemos, pues contemplaría la posibilidad de enviarla con sus tíos, pero estoy seguro que no va a ser necesario, estoy seguro.
Ahora bien, por esto es que estoy preocupado por ti y por mí, como ya vamos a tener en Cuba, más pronto de los que tú te imaginas, de lo que tú crees, esa sociedad democrática que tanta falta nos hace mi preocupación es la siguiente: “Yo he gastado, yo…
Le digo, en ese punto le digo: “Mi preocupación por ti y por mi es que como estoy seguro que el cambio viene y que cuando Cuba sea libre, democrática, cuando tengamos un estado de derecho, cuando tengamos libertades económicas, libertades civiles y políticas …y de nuestros esfuerzos, de nuestro talento, va a depender la… es decir, la eh… el futuro de nuestra familia.

José Daniel Ferrer

Entonces, yo lo único que vengo haciendo, durante más de 15 años es luchar a favor de la libertad y los derechos del pueblo cubano, yo no sé si podría insertarme en una economía competitiva y… y tratar de crear algún tipo de negocio para salir adelante, entonces ese es mi preocupación por mí, entonces por ti también, porque creo que lo único que tu sabes hacer es reprimir a quienes pensamos diferente.
Entonces vamos a ver a compatriotas que van a prosperar… lo vas a ver como construyen mansiones, casas, viviendas confortables, tienen sus autos, sus negocios, prosperan, salen adelante y tu y yo mirando eso, creo que va a ser un momento triste para nosotros eh… claro, no pienso que sea tan así, pero se lo enfoco de esa manera y lo curioso fue como le dio continuidad a la conversación.
Me dijo “José Daniel yo estudié economía, yo también se buscarme la vida de otra forma” es decir, él no me contradijo, no vino la respuesta esperada de esto va a seguir por los siglos de los siglos y yo voy a continuar defendiendo la Revolución bla bla bla… No, no fue eso, fue dejarme claro de que él también se sabía defender desde otros eh… desde… desde… desde otros puntos, desde otras posiciones, que él sabía de economía, que él no estaba tan cerrado a otras cosas, que él no sabía solamente hacer su labor represiva.
Entonces, le cuento esta anécdota por lo siguiente: Hay oficiales y oficiales, hay algunos muy fanáticos, muy prepotentes, que la violencia es su método predilecto, es decir, todo quieren resolverlo con violencia, con mala forma, con agresividad, que te meto preso, que te hago esto.
Hay otros más calmados y que incluso se le nota en momentos difíciles, en situaciones embarazosas, cuando ve que se le destapa… cuando ve que se le van las cosas de control y esos grupos que ellos tienen que llaman brigadas de respuesta rápida, grupos parapoliciales la emprenden violentamente… Primero organizados y dirigidos por ellos, pero a veces se les va de control, la violencia es tal que hemos notado la preocupación de algunos oficiales.
Otros no, otros usted les ve como gozan, como disfrutan y… es decir, el que las damas de blanco estén recibiendo golpes eh… escupitajos, violencia física y verbal de estos grupos, pero los hay de diferentes eh…proyecciones, es decir, unos que se les nota que… que… que tienen un poco más de conciencia ¿no? un poco más de conciencia y hay algo muy curioso, cuando ellos conocen a uno y saben que uno no hace esto por un interés, que uno no aspira a emigrar, que uno está comprometido y está dispuesto a pagar con la prisión y aún con la vida por lo que hace, siempre que pueden,
Hay siempre una eh… manera en que demuestran cierto respeto, cierta admiración y con la misma violencia que se están proyectando en público, luego lo ves calmado y diciendo incluso, no yo te respeto, porque yo se que lo que haces lo haces sin ningún interés.
Incluso en diciembre hubo algo también en cuanto a esto, hubo un oficial que delante de más de 60 o 70 agentes policiales y de más de 20 activistas nuestros me dijo: “Ferrer yo… dice él llamarse Rodolfo… Ferrer yo a ti te respeto, porque yo se que lo que tú haces lo haces… lo haces a conciencia, pero entonces inmediatamente la emprendió contra otros activistas nuevos, no como a estos que yo sé lo que quieren.
No yo no sé lo que él sabe que ellos quieren, pero… pero esa diferencia que ellos hacen con él que ya le ha demostrado que está dispuesto a pagar con la vida, con la prisión, con lo que sea, el costo de esta lucha…
Martí decía que la libertad cuesta muy cara y hay que decidirse o a pagarla por su precio o a resignarse a vivir sin ella, es más o menos así. Cuando ellos saben que hay personas que están dispuestas a pagar la libertad por su precio, porque no se resignan a vivir sin ella, pues entonces actúan de otra manera, es decir, aunque agredan, aunque te encarcelen, pues, pero sienten respeto hacia esa persona.
Yo recuerdo, cuando fuimos a Pinar del Rio, en la primavera del 2003, me trasladan a una prisión pinareña y el agente de la policía política que trataba con nosotros hablaba con respeto de Osvaldo Payá Sardiñas que en aquellos momentos eh… recién había recibido el premio Sajarov del Parlamento Europeo.
También había recibido el premio democracia del Instituto Nacional Demócrata en Estados Unidos y ellos hablaban, él hablaba con respeto de la persona de Osvaldo Payá, como lo hacen de otros activistas ya que ellos saben que son personas honestas y comprometidas con esta lucha.

¿Y cómo reaccionan los vecinos? ¿Te apoyan o te critican?

Hay, hay de los dos, es decir, hay personas, por ejemplo, aquí, una casa mas allá vive la delegada del Poder Popular, es decir, del llamado Poder Popular. Ella tenía muy buena relación con la familia eh… estoy seguro que no es lo que a ella le nace, es… las órdenes que recibe ¿no? Recibe presiones y está en los actos de repudio… está en los actos de repudio, pero sin embargo, un hermano de ella es muy amigo nuestro y es colaborador del grupo, es decir, ese tipo de situación se da en todos los hogares.
Por ejemplo, con los jóvenes eh… tenemos el caso de que jóvenes, hijos, de personas comprometidas, militantes del partido simpatizan, incluso, algunos se han incorporado al grupo y han ocurrido situaciones muy difíciles en el seno familiar, porque el padre, ortodoxo, con esa mentalidad desde la revolución… eh… Fidel… etc etc y el hijo rebelde, cansado de tan… del mismo cuento, de la misma retórica, de la misma historia y entonces dan otro paso.
Eh… las relaciones son bastante buenas, incluso con algunos que se dicen eh… revolucionarios, que es el mecanismo aquí que se utiliza mucho, es decir, como para mandarle un mensaje a los cuerpos represivos…
”Yo me llevo con él porque es mi vecino, tenemos muy buenas relaciones porque es una persona honesta, pero yo soy revolucionario”, aunque no lo sean, porque es que no… en realidad no están a favor del régimen, pero dejan eso como escudo protector. “No te creas que es que yo me llevo con él porque simpatizo con sus ideas, no, no, es por sus condiciones humanas, porque es vecino, por esto y por lo otro, pero yo soy revolucionario”. Claro, repito, es una justificación.
Aquí tenemos al lado, en la casa más arriba una familia donde hay un policía que incluso es hermano de Elodia eh… masónica, mía ¿no?. Yo renuncié a la masonería porque está muy… aquí la logia nuestra está totalmente bajo el control de los órganos represivos y dije que yo me retiraba hasta tanto estuviese funcionando en condiciones normales ¿no?.
Entonces, el que es policía… tenemos un trato respetuoso… El padre si es un fanático, el padre si es el principal informante…
Cuando usted llegó en el auto, lo primero que él hizo fue llamar por teléfono, porque él tiene un teléfono para eso… y decir, entró un auto, con matricula tal y el señor es extranjero por sus características físicas, pero entonces, el hijo, cuando hemos conversado, dice que él no se mete en mis ideas políticas, que me respeta, que él lo único que pide es que yo respete la de él y aquí se sabe de sobremanera que nosotros respetamos las ideas políticas de todos.
Nosotros no tenemos nada en contra de las personas que se sientan comunistas, nosotros lo que estamos en contra del sistema que eh… viola los derechos del que dice que no es comunista, incluso el comunista mismo, porque aquí el comunista no tiene derecho eh… ni siquiera expresarse libremente.
Aquí hay una situación tan eh… fuera de lo normal, que si aquí 10 personas, 15, 20 personas, militantes del partido comunista deciden realizar una manifestación, digamos, a favor del medio ambiente, si no viene de arriba, si no fue ordenada de arriba, lo plantean y el secretario del núcleo dice: “No, no, no, pero y esa locura, cómo se les ocurre a ustedes, qué manifestación a favor del medio ambiente. Eso no, eso que lo diga el partido”
Es decir, que no hay libertad, no hay derecho para nadie, no hay derechos ni civiles ni políticos, pero también se violan muchísimos derechos económicos, sociales y culturales y eso lo sufren también los comunistas ¿no?.
Yo acostumbro en una conversación con la gente… Y vuelvo un poquito atrás, discúlpeme que me vaya un momento de la pregunta anterior:
En mi última detención yo le decía a uno de los agentes de la policía política, le digo: “Mira, si yo fuese comunista, yo me iba de Cuba para ser comunista en Francia, en Escandinavia, en México, en otro país”. El me mira y me dice:
“Y eso?”. Le digo: “Por una cuestión de justicia, yo no puedo ser, es decir, por ejemplo, si en Cuba hubiese una dictadura de derecha, digamos una dictadura eh… sostenida por un partido que diga llamarse eh… partido Ultraconservador cristiano, por ejemplo, ¿no? y esa fuese mi ideología yo no la practicaría porque sería una cuestión injusta,
Es injusto que yo pueda hacer lo que yo quiera y sirva yo de cómplice para que otros no puedan pensar como quieren, es decir, si yo fuese comunista, por ejemplo me iba a Estados Unidos y me afiliaba al partido comunista.
En Estados Unidos… porque allí el liberal, el demócrata cristiano, el conservador, cualquiera se puede afiliar en el partido que quiera, o pueden crear un partido.
Hay dos grandes partidos, pero hay derechos y libertades para crear otros… otras asociaciones, otros grupos políticos, pero en Cuba yo no fuese comunista por una cuestión de justicia, no quisiese… es decir, estar en una posición de privilegio en comparación con la de la mayoría de la población. El hombre me agachó la cabeza. Me agachó la cabeza porque es un argumento irrebatible.
Es como decir, yo no boxearía con un boxeador amarrado. Si voy a boxear es con un boxeador en igualdad de condiciones, de mi mismo peso y con iguales reglas para los dos, pero yo suelto, él de menor peso y amarrado es… es injusto, es muy injusto.
¿Cuántos habitantes tiene Palmarito?
8 mil aproximadamente con los alrededores.
¿Cuál es la actividad principal? ¿Agricultura o…?
Sí, sí, lo principal acá es la agricultura y la pesca, la pesca, hay una eh… empresa pesquera de agua dulce, de presa ¿no?
La presa esta que no se si vio al pasar, se nombra Protesta de Baraguá. Y… la pesca es el principal sustento de la población, tanto la estatal como la clandestina, muy perseguida.
Las personas se hacen de un pequeño bote, una pequeña embarcación, dos o tres metros de largo.
Lo hacen de cualquier material, de madera, de aluminio y de… piezas de aluminio eh… o lo consiguen clandestino, lo compran en el mercado negro a los mismos trabajadores de la Empresa Pesquera, entonces se hacen de algunas redes y pescan clandestino principalmente de noche.
Eso es muy perseguido y altamente multado, multas exorbitantes, pero eso es el sostén de un número de familias muy grande.
De hecho, yo comencé en el año 91, recién salido del servicio militar, en medio de aquello que le dieron en llamar eufemísticamente “período especial” comencé creando toda una cooperativa clandestina de pesca y llegamos a vivir más de 20 familias de ese negocio, pescando de manera clandestina, perseguidos por la pesca, pero así alimentábamos honradamente a más de 20 familias.
Nos iba bastante bien en comparación con la vida de un obrero estatal.
¿Entonces, siempre ha sido un poco rebelde?
Si, si, de niño, de niño, ¿qué pasa? Mi padre estuvo alzado contra Batista. Me padre fue miembro de la Columna 10 primero y luego terminó en la Columna 9 que dirigía Hubert Matos …y entonces mi padre sintió muy de cerca la injusticia que se cometió contra Hubert Matos y desde que comencé a crecer oía los comentarios de mi padre y mi madre.
Mi abuelo materno también se alzó contra Batista en el Segundo Frente Oriental “Frank País”. Mi abuelo era anti comunista, mi abuelo leía muchas “Selecciones”. Su cultura principal era… es decir, los conocimientos que adquirió mi abuelo materno, principalmente lo hizo de manera autodidacta.
Leía muchas revistas…”Selecciones de Readers”… no sé cómo se pronuncia en inglés… y en la década del 50 tenía muchos números que ilustraban cómo funcionaba el comunismo. De hecho esas revistas todavía poseo alguna, tengo revistas de los años 50. Números de los años 50 tengo todavía. Eso influenció mucho en mí desde temprana edad.
Mi abuelo cuando ve que eh… la revolución termina convirtiéndose en una dictadura comunista, eso lo enfermó. Eh… se… se sintió tan dolido que eh… se dedicó incluso… eh tenía úlcera y se dedicó a matar las penas con bebidas alcohólicas y eso terminó agravando su úlcera y murió teniendo yo 4 años, entonces… 4 años tenía, 4 tenía yo eh… cuando muere mi abuelo.
Mi abuelo es enterrado, es sepultado y a la hora de ser sepultado mi abuelo muere mi abuela materna de un infarto, es decir, eso fue una crisis muy fuerte para la familia y mi madre, con mucho miedo, se fingía eh…se portaba muy sumisa ante el sistema en público, pero en la casa siempre se estaba quejando.
Entonces, yo que soy el mayor de 3 hijos iba oyendo esas cosas, pero lo que hacían mis padres en… en privado, yo lo decía en público y ya desde la primaria, se le llamaba la atención a mis padres y amenazaban con llevarme a una escuela, a una prisión de menores en mis declaraciones.
Le decía que desde temprana edad ya venía escuchando las críticas que en privado pronunciaban mis padres contra el sistema, contra el régimen. Pero mis padres en público se pronunciaban de otra manera, la llamada doble moral del cubano, una cosa en público, otra en privado.
Yo no sabía cómo asimilar aquello, yo si decía en público lo que mis padres decían en privado y eso empezó a traerme problemas desde la primaria ya, es decir, llamada de atención a mis padres y mis padres entonces la tomaban conmigo para quedar bien con los profesores, con los maestros y no verse involucrados en una acusación, es decir, que en aquellos momentos era bien serio el problema.
Sigue siéndolo ahora, pero en aquellos momentos el castigo era mucho más fuerte, las consecuencias eran mayores, entonces mis padres me amonestaban, me castigaban por decir esas cosas. Decían que no sabían de donde yo sacaba eso.
Ellos no entendían y eran ellos los responsables ¿no? Eso hizo que fuera muy rebelde y llegó un momento ya en que le hice rechazo a la escuela, es decir, no me sentía bien, porque oyendo como se politizan las clases acá… hasta las matemáticas aquí se politizan.
Entonces me sentía muy mal, eso hizo que después de terminado el preuniversitario no quise cursar carrera, no quise continuar estudiando. Siempre fue bajo protesta el tiempo que estuve en la escuela. No quería redactar clases o pruebas de historia, donde había que elogiar a Fidel Castro, donde había que elogiar al marxismo – leninismo, eso me molestaba y llegué a verlo como… como… como algo muy pesado ¿no?
Ya con 12 años, me dediqué a escuchar por un radio, por un radio VEF-206 de fabricación soviética, emisoras de onda corta, entonces, ya se unía lo que yo le oía a mis padres decir con lo que yo oía por emisoras occidentales, La Voz de las Américas, luego en el 85, cuando comenzó Radio Martí fui uno de los oyentes en Cuba.
Entonces, eso empezó a traerme serios problemas, problemas que traté de evitarme en el Servicio Militar. En el Servicio Militar decidí algo indigno, es decir, también… fingir como que ya yo había cambiado de parecer con una intención. Terminar el Servicio Militar, pedir un curso de aquellos que daban para Europa comunista, irme a Europa comunista y después de Europa Comunista irme para Europa Occidental y quitarme después ya el problema de encima. le huyendo al comunismo, eso era a los 18 años.
Luego tomé conciencia, luego, cuando vi que aquello se estaba desmantelando eh… la perestroika, eh… la glasnost, Havel, Walesa, Solidaridad… y empecé a tomar conciencia de que había que hacer también lo necesario aquí para cambiar y me olvidé de intentar salir.
Rompí entonces con ese pequeño espacio de fingir como que me había eh… ellos le llaman “reeducado” ¿no? y rompí nuevamente y comencé… continué haciéndolo ahora de manera más comprometida, lo que siempre había hecho. Criticar al sistema abiertamente. Entonces por eso llegamos a esta posición donde estamos hoy ¿no?
Pero bueno hubo ese pequeño espacio donde dije bueno, tengo que hacerles ver que ya yo no tengo ningún problema con ellos ¿no? y eso eh… me trajo muchos problemas, me trajo muchos problemas y le trajo muchos problemas a la familia.
Muchos sustos a mi madre fundamentalmente que era… siempre fue muy asustadiza, muy temerosa de que la expulsaran del centro de trabajo y… si… si se ponía de manifiesto de que ella hablaba de manera crítica del sistema y que no soportaba el sistema y eso trajo muchas situaciones para la familia.

¿Cómo ve el futuro de Cuba?

Y… creo que soy muy optimista, siempre he sido muy optimista, pero creo que hay razones para serlo. Hay mucho que hacer, mucho trabajo, mucho sacrificio todavía. Reconstruir a Cuba y… en lo económico es difícil, pero más difícil es recuperarla, reconstruirla, en lo moral, es decir, este tipo de sistema… destruyen todo, destruyen la economía, destruyen a la sociedad civil, acaban con las instituciones, pero sobre todo degradan mucho a la sociedad.
Ellos saben que un hombre honesto, un hombre con sólidos principios, no es manipulable. Ellos saben que una persona con una moral muy “relatizada”, muy superficial, es decir, con que nada… con que lo que importe es sobrevivir es controlable ¿no? y por eso atentan tanto contra la familia, contra los valores morales, y eso va a ser más difícil.
Creo que podemos reconstruir a Cuba más rápido en lo económico, con todo lo destruida que está, que en lo moral. Yo creo que podemos sacar a Cuba adelante en ambos campos, esa es nuestra intención y ese es nuestro compromiso.